Gambas al cava

El mar nos ofrece un rico marisco, que además suele estar al alcance del bolsillo de los consumidores: las gambas. Su precio de mercado no es elevado y su sabor siempre es excelente.En esta ocasión, Bella Romero, desde Estepona, quiere que los usuarios de  Mundo Recetas puedan degustar una sabrosas y frescas Gambas al Cava.

Ingrediente principal: Gambas

Nivel de calorías: Bajo

Tiempo de preparación: 25 minutos

Dificultad: Baja

Ideal para: celebraciones, fiestas y entrantes

Ingredientes

  • 20 gambas (3 ó 4 personas)
  • 1 Cebolla grande
  • 1 botella de Cava

En la siguiente tabla te explicamos cómo se elabora la receta que has seleccionado.

También conocerás algunas curiosidades sobre los alimentos que estás utilizando.

Modo de elaboración:

  1. Lava bien las gambas y sazónalas a tu gusto con un poco de sal.
  2. Coloca una cazuela al fuego con bastante aceite.
  3. Cuando el aceite esté caliente, ya puedes incorporar las gambas.
  4. Sofríe a tu gusto.
  5. Cuando estimes que han alcanzado el punto deseado, retira las gambas del fuego y resérvalas.
  6. Ahora, nuestro toque especial al cava. Aprovecha que el aceite ya está caliente para sofreir la cebolla, cortada en gajos.
  7. Añade un poco de sal.
  8. Cuando observes que la cebolla está bien pochadita, vuelve a introducir tus gambas en la cazuela.
  9. Abre tu botella de cava y cubre las gambas.Deja todo al fuego hasta que se consuma al menos la mitad del cava.

¡Ya puedes degustar tus gambas al cava! BUEN APETITO

Consejos:

Para mejorar el sabor de tu plato, siempre te recomendamos que utilices alimentos frescos para cocinar. Mejor gambas frescas que congeladas.En tu supermercado podrás encontrar muchas marcas de Cava. Elige la que más te guste o la que mejor se ajuste a tu presupuesto.Siempre puedes utilizar especias para darle un toque especial a tus gambas. ¿Has probado a añadirle algunas hojas de menta?

Sabías que…Las gambas son uno de los mariscos más asequibles para el bolsillo del consumidor.

Son muchas las formas existentes para preparar nuestros platos de gambas: asadas, cocidas, fritas, empanadas, a la plancha o al ajillo, son algunas de ellas. El olor a mar, su color brillante y homogéneo o la fijación firme de la cabeza al cuerpo indica claramente que las gambas son frescas.