¿Sabes que es una olla digital?

En los tiempos que corren muchas cosas deben adaptarse al ritmo vertiginoso en que nos movemos. La cocina no queda ajena a estos cambios. Quizás no podamos pasar horas revolviendo una olla o poner pan alrededor de una cazuela para mantener el calor como hacían los cocineros de antaño. Pero que tengamos que cocinar rápido no significa que la cocina deba perder calidad. Por eso, nada como las ollas digitales, un gran invento que vino a salvarnos de interminables horas en la cocina.

Con las ollas digitales como la olla gm se pueden preparar exquisitos platos caseros sin necesidad de quedar esclavas de la cocina, porque solo necesitas programar en cuánto tiempo quieres que se haga y puedes ir a hacer otras cosas: trabajo, otras tareas de la casa, trámites, etcétera. Los alimentos mantienen sus propiedades nutritivas y dado que la olla posee una tapa de cierre hermético permite que todos los sabores se conserven.

¿Qué podemos cocinar en una olla digital? Por ejemplo, ¡Un pollo con salsa de naranja!

Debes tomar unos trozos de pollo y quitarle la piel. Luego lo condimentas con lo que gustes: sal, pimienta, comino, paprika, etcétera. En un bol mezclas media taza de jugo de naranja, 2 cucharadas de ketchup, 3 cucharadas de salsa de soja, una cucharadita de azúcar y un ajo picado. Pones el pollo en la olla cubierto por la mezcla, lo tapas y lo dejas cocinar por cuatro horas. Muy fácil, y quedarás muy bien con la familia o visitas.

Para acompañarlo, ¿Por qué no espárragos con queso caliente? Necesitas 800 gramos de espárragos cortados en rodajas, un huevo batido, 1 taza de galletas de agua trituradas, una lata de sopa crema de espárragos, una lata de sopa crema de pollo, 200 gramos de queso derretido y un puñado de almendras. Mezclas todo en la olla de 3 a 3 horas y media.

Como ves, no hay nada que no puedas hacer con una olla digital: entradas, platos principales, acompañamientos, postres y cualquier cosa para picar. Hay cientos, quizás miles de recetas en internet así como libros de cocina que se venden para tal propósito. Además, siempre se pueden crear platos nuevos.