¿Todavía no conoces las ollas programables?

Una olla programable es un aparato hecho para ahorrar tiempo y trabajo a la hora de cocinar. Puede considerarse como una olla rápida pero con más características que la hacen más avanzada. Al igual que las ollas rápidas o exprés, estas están herméticamente cerradas y utilizan la presión para cocinar de forma más rápida y con mucha mayor eficiencia de energía. Sin embargo las ollas programables son, como su nombre lo dice programables y podemos establecer el tiempo que las mismas van a realizar el trabajo de cocción.

Esto indica que pueden cocinar al máximo de su velocidad o tan lento como para empezar la cocción en la mañana y tener la comida lista a media mañana o inclusive al mediodía, tal es el nivel de sofisticación que poseen estos dispositivos. Este es el motivo por el que ahorran tanto tiempo y son un instrumento tan útil en la cocina. Las ollas programables son útiles para ganar eficiencia en resultados y tiempo.

Antes de elegir hay que tener claro el tamaño aproximado que debe tener la olla programable que necesitamos. Comprar una demasiado pequeña es, obviamente, una mala idea pero comprarla bastante más grande de lo que necesitamos también lo es. Las ollas programables más grandes son, por lo general, más caras y gastan más electricidad que las pequeñas.

Los tamaños más normales van de 3 a 10 litros. Una buena estimación es saber que por cada litro se prepara una ración con cierto margen. Es decir, una olla programable de 4 litros es perfecta para preparar comida para cuatro o incluso cinco comensales pero no para más de cinco.

Ollas Programables: La olla programable GM.

Esta es sin lugar a dudas uno de los modelos más populares. Está fabricada con acero inoxidable y posee una capacidad de 6 litros. Sus diversas funciones le permiten freír, hornear y cocinar a la plancha gozando así de una increíble versatilidad. La GM modelo D es una de las mejores ollas para freír.

Posee 6 menús configurados de fábrica para cada tipo de y estas configuraciones se pueden modificar a nuestro gusto.. Se puede programar hasta con 24 horas de antelación y tiene una memoria interna que recuerda todo lo que se haya programado aunque se vaya la corriente eléctrica.

Ahora ya no hay excusa para atreverse en el mundo de la cocina, con las ollas programables, puede cocinar hasta el menos experimentado.